Blogia
Rutinario Club Social

El emigrante



Si la historia se te metió en las venas y te pusistes a caminarla, en vez de escribirla. Si las raíces se te hicieron trenzas en los dedos de los pies, miraste para abajo y cuando levantaste la vista te encontraste al centrocás delante de las narices, con la cara roja y la furia lista para tirarse a tus pies y sacarte la pelota. ¡Justo!, justo un momento después, que presintieras su presencia allá en la punta izquierda allá, pegado al banderín, como nos habían enseñado toda la vida. No tuviste más que seguir tu instinto y dejar al pie seguir su trayectoria. Le pusistes la pelota en los pies, como si se la dejaras con las manos. Como una plegaria y un suave contoneo, con esa sonrisa indefectible, inabarclable. ¿Lo demás?, lo demás fue seguir el pentagrama. El centro, el cabezazo, ese, ¡uish! en la sangre, ese segundo que nos mata en años. Quién sabe si no supiste parar la carrera, o con la mente nos seguiste de tal manera, que en el momento en que aquel poste lo devolvía de la gloria total, fueras vos el que estuvieras ahí y no acá. Con tal suerte, con tal suerte...que fue tu pecho el que conectó el destino final, el que depositara en el fondo de la red, todas nuestras ilusiones, todos los caminos que nos marcan.

Tantos temores, tantos amores...


Esto que he escrito ahí arriba es la letra de un candombe argentino, una serie de ritmos con tambores incluido en el "Go", el último disco de los Dusminguet. Una voz con un inconfundible acento argentino relata con extrema pasión y lirismo la jugada de un futbolista hasta marcar un gol. ¿Cómo pueden convertir una cosa tan simple en algo tan fascinante?.

Estos días he estado charlando con un compañero que vino del Uruguay hará poco más de un año. Me contó que allí sólo se quedan los que está ya demasiado viejitos para arrancar sus raíces y meterlas en otra maceta. Ese acento que tienen los argentinos y los uruguayos, esas pausas, ese énfasis que le ponen a las palabras...hacen que cualquier cosa que te cuenten resulte apasionante. Me contó que Uruguay es un país de lo más chiquito, que apenas tienen tres millones de habitantes (la población de Barcelona), que viven en el mismito corazón de la América Latina, pero que allí no hay porvenir, que las industrias están en recesión. Dice que allí hay muchos gallegos (españoles), sin ir más lejos el que dirige la flota más importante de autobuses de Uruguay es un gallego. Como cambian las cosas, ahora son ellos, los propios uruguayos los que vienen a Europa en busca de un futuro mejor. Este hombre que digo ha estado ya en Francia, en Alemania, Suiza, Polonia...hasta establecerse aquí.

Yo le digo que a menudo sitio a ido a parar, a la comunidad donde se trabaja más horas
de la cuenta, donde pagas más por todo. Mientras le contaba las ventajas y desventajas de vivir en Cataluña asentía con la cabeza para luego perder su mirada y tal vez perderse así mismo. Luego, justo antes de comentarme algo dice el característico "esteeee.." y arranca de nuevo a hablar para darme la réplica.Está bien conocer gente de otros sitios, saber que entre otras muchas cosas comparten un deseo que muchos tenemos en común. Tener un trabajo digno para poder vivir. Dejar y que te dejen vivir en paz.

Os recomiendo que leáis el post escuchando de fondo esta canción. Se llama Sur o no sur, es la canción que da título al último disco de Kevin Johansen, un cantautor de lo más ecléctico y a la vez genial. Canta en español, en inglés, en francés, mezcla la cumbia, el pop, el rock, el funk, el hip hop, y el tango, ay el tango...lo mezcla absolutamente todo. Su música no es apta para mentes estrechas. Sur o no sur cuenta el eterno viaje de ida y vuelta del emigrante en busca de algo mejor. Y esta en inglés, Down with my baby. Os encantará.

Nota: Temo que todas mis ganas de compartir caigan en un saco roto. Pero cómo dice el candombe argentino; tantos temores, tantos amores...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

pini -

vos no te preocupes por el llanto, que soy mujer.
es algo genético, problema cromosómico.
nos deben haber metido más agua en el cuerpo, y el canal es la mirada.
ja.

Rutinario -

El post en su día sólo le llamó la atención al bueno de Ike. Le puse todas mis ganas por compartir todo lo que cuento en él, pero por lo visto pasó con más pena que gloria, como muchos de los post que se dejan a diario en tantos y tantos blogs.

Pini no me digas que te pusistes a llorar que no sabré ni donde meterme de la vergüenza. Claro que no me molesta el lacito, todo un honor. :)

Nos leemos.

pini -

llegué, encontré.
y me largué a llorar.
escribís muy lindo, y si no te molesta, te voy a enlazar.

Rutinario -

Pues me parece que algo parecido le pasa a este hombre, Carlos. Está bien que aquí se trabajan un porrón de horas, y a menudo ritmo. En fin, espero que le vaya bien.

Lo de la música de Kevin Johansen es adictivo, es meterse a escuchar el disco entero, no ha inventado nada nuevo, no es ningún virtuoso ni nada parecido, lo que si que tiene es personalidad, sabe que música quiere hacer y consigue hacerlo divertido, y entre humorada y humorada, te suelta perlas del caribe, pequeños tesoros que sólo apreciamos cuatro freaks.

Lo de los pop-ups me traen por la calle de la amargura..es cierto, a mi también me salen cuando entro a mi blog, y al de mi colega aethyr. Intentaré averiguar como se puede sacar, es muy engorroso. Gracias por el comentario. :)

Un abrazo.

Ike again -

Ya los bajé.
Genial,este señor.

Por cierto David, tu página y la de Aura (y más,imagino) se abren con unos molestos pop-ups. La mia no y también es de Blogia ¿Sabes a que se debe?

Ike Janacek -

Curiosísimo lo del señor Johansen (están por la mitad, ya que aún se están bajando)
Este año compartí trabajo con un compañero argentino. Al final se hartó de pasar penas como emigrante y volvió a su país. Esos últimos dias de desencanto antes de volver, los pasó en casa y tuvimos mucho tiempo para charlar.
Le decía algo parecido: ¿Pero dónde pensabas que te habias metido?
Gran tipo, Darío.
Lo de Johansen me recuerda a Dusminguet también. Muy bueno.
Gracias. :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres