Blogia

Rutinario Club Social

Cambio de tercio, cerramos el chiringuito

Llevaba tiempo con la idea de mudarme (una vez más). Con el paso del tiempo he ido dándome cuenta que las plantillas de blogia te dan poco margen para la creación personalizada y a la vez empecé a echar en falta unas herramientas para la publicación que tenía el sistema Movable Type y que blogia no me podía ofrecer. Bien cierto es que blogia es facilísimo de manejar, perfecto para torpes como yo, pero afortunadamente en esta vida la gente evoluciona y pasa de ser un “torpe” a ser “un poco menos torpe”.

El caso es que me mudo, y cuando yo me mudo inevitablemente se tienen que mudar los cuatro no, ahora creo que sois cinco o seis gatos los que me venís leyendo (la creme de los gatos por supuesto). El nuevo destino es Zonalibre, un sitio donde no te inundan con publicidad, donde te dan un montón de herramientas que seguramente no usaré ni la mitad, pero que digo yo que ya que me pongo a escribir y a publicar y tal, al menos que tenga toda las herramientas y comodidades a mano. Otro detalle que merece ser comentado es que el nuevo blog no se llamará Rutinario Club Social, ni siquiera yo me seguiré haciéndome llamar Rutinario. El blog se llamará, se llama vamos, Desde el Jergón, y mi nuevo nick o nombre será Burdon. La historia sobre el cambio la encontrareis en el nuevo blog, ahora sólo me queda despedirme de este blog, darle las gracias a blogia por haberme hospedado y disculparme a los que os toque cambiar la dirección de los enlaces, sobre todo a los que me acaban de enlazar. Puedo prometer y prometo que no volveré a marearos en mucho tiempo. Palabrita de niño Jesús.

La dirección de mi nuevo blog es:

Desde el Jergón
http://www.zonalibre.org/blog/Burdon/

¡Nos vemos!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cerrado

No sé muy bien porqué, pero asocio esta canción de Christina Rosenvinge con la inesperada despedida de Not a pretty girl. Que te vaya bonito, Pretty.

Cerrado

Dios ¿Ahora quién es?
¿Quién hace tanto ruido afuera?
no, no quiero volver
no me interesan las carreras
se lo que hay al final
un montón de nunca más
¿Qué demonios queréis de mi?
nunca más me voy a vestir
¿Por qué no me dejáis dormir?
Estoy tan bien
como una puta en su hora libre
siento terciopelo en la piel
cierro los ojos veo tigres
tigres en el jardín
sólo tengo que ir detrás
¿Qué demonios queréis de mi?
no es mi guerra ni es mi país
¿Por qué no me dejáis dormir?


Échate un cantecito



Kiko Veneno siempre fue una persona poco manejable para las casas discográficas, su particular batalla por conseguir manejar su carrera artística ha sido toda una odisea. ¿Acaso lo escucháis en la radio?, ¿lo veis a menudo en los canales de televisión?. Su calvario acabó cuando finalizó su contrato con RCA-BMG Ariola, sólo entonces pudo deshacerse de sus cadenas y poder hacer un manifiesto tan sentido como este.

A pesar de sus avatares la discografía de Kiko Veneno está plagada de perlas, de joyas listas para ser escuchadas a cualquier hora de cualquier día de cualquier año. Un puñado de cancioncillas como las llama él, que consiguen dibujarte una sonrisa en la cara, contarte la verdad de lo que acontece con una sutil gracia. Ritmillos amables, desenfadados, con un corazón partido entre el flamenco y el blues, un blues con acento del sur.

A mediados de los años setenta empezó a escuchar a Frank Zappa, quedaba impresionado por las letras de Bob Dylan, y entre otras cosas empezó a interesarse por el flamenco. Es entonces cuando conoce a los hermanos Amador, a Rafaelillo y Raimundo, dos gitanos que deseaban hacer sonar sus guitarras callejeras, tocar con el sentimiento de un guitarrista de flamenco con guitarras eléctricas. En el 77, el año en que triunfaba el punk en todo el mundo Kiko Veneno y los hermanos Amador publicaron Veneno. NADIE, absolutamente nadie había echo algo parecido a lo que hicieron ese par de gitanos y ese hippie, todo un derroche de creatividad y de arte. Canciones como Los animales, o la libidinosa La muchachita, o Los Delinqüentes, una fantástica canción que años más tarde sirvió para que unos muchachuelos admiradores de la obra de Veneno formaran un grupo llamándose como la misma canción, Los delinqüentes, muy recomendables. Otro tema del disco es la adaptación de un poema de Miquel Martí i Pol, No pido mucho. El resultado de todo este derroche creativo surrealista es haberse convertido en un disco clave para comprender el pop español. Ahí es ná.

NO PIDO MUCHO
(Kiko Veneno) (Miquel Martí i Pol)

No pido mucho
poder hablar sin cambiar la voz
caminar sin muletas
hacer el amor sin que haya que pedir permiso
escribir en un papel sin rayas.

O bien si parece demasiado
escribir sin tener que cambiar la voz
caminar sin rayas
hablar sin que haya que pedir permiso
hacer el amor sin muletas.

O bien si parece demasiado
hacer el amor sin que haya que cambiar la voz
escribir sin muletas
caminar sin que haya que pedir permiso
hablar sin rayas.

O bien si parece demasiado…


Un año después el grupo se disolvería iniciándose así la carrera en solitario de Kiko Veneno y los hermanos Amador formaron por su parte un grupo legendario, Pata Negra. Podéis escuchar varias demos de Pata negra aquí. En el 88, un año antes que se disolvieran los Pata negra, colaboraron para la banda sonora de la película Bajarse al moro (se puede encontrar en DVD). En la película se puede ver a un jovenzuelo Antonio Banderas, a una entrañable Verónica Forqué, a un pesado Juan Echanove montándoselo con Aitana Sánchez Gijón, (menuda Lolita, jarl) . Los Pata Negra hacían de vecinos pelmazos tocando sus cancioncillas en la terraza dando la murga a todo el vecindario. No es un películón pero tiene su rollo nostálgico, es entretenida de ver.

Pero Kiko, antes de que sacara su primer disco en solitario colaboró en otro disco legendario, un disco clave para entender el flamenco que se escucha hoy en día, La leyenda del tiempo. Una de las canciones más emblemáticas que cantaba Camarón en ese disco fue compuesta por Kiko, Volando voy. A partir de ahí empieza a sacar discos como Seré mecánico por ti, con temas tan conocidas como Farmacia de guardia, Pata palo o Ratitas divinas. Luego vino Si tu, si yo, donde colabora Martirio y Raimundo Amador. Pequeño salvaje fue un disco para olvidar, un disco que se quedó a medias de todo. Luego llegó El pueblo guapeao, donde versiona Palabras para Julia, una adaptación que hizo Paco Ibáñez de un poema de José Agustín Goytisolo. A destacar también la alucinógena Mi mechero blanco y El Pueblo guapeao.

Hasta que en el 92 llegó Échate un cantecito, el disco que le daría conocer al gran público. Santiago Auserón tuvo mucho que ver con el resultado del disco, lo arropó y avaló a un Kiko nuevamente ilusionado e inspirado. Lobo López (es él), es la canción con la que abre el disco, muy buena. El mensajero rezuma optimismo, Echo de menos es una de esas canciones que todos nos sabemos su estribillo. “Si tu no te das cuenta de lo que vale, el mundo es una tontería si vas dejando que se escape lo que más querías”. Me siento en la cama me gusta tanto hasta la usé para escribir un relato. Fuego es festiva, carnabalera, para disfrutar y guarachear. Joselito es un tema dedicado al pequeño ruiseñor. “Yo soy Joselito, el de la voz de oro, que de puerto en puerto voy dejando mi cuplé” cantaba. Este tema la versionó luego Raphael para su disco de versiones (un disco para freaks). Ya lo he contado más de una vez, pero no lo puedo remediar, me encanta ver a Raphael actuando, esas poses tan exageradas, ese énfasis en las canciones, me río una jartá con él, y con su versión de Joselito me parto la caja. ¡Viva Raphael!. Otro tema que canturreaba no hace mucho Trapo en su blog es En un mercedes blanco. Vivan las rumbitas buenas, ¡vivan los ritmitos vacilones!, ¡viva el Kiko!. ¿Qué haríamos sin canciones como estas?, ¿qué canturrearíamos nosotros en nuestras noches etílicas sin ellas?.



El siguiente disco fue Está muy bien eso del cariño, un título que he repetido en más de una ocasión en mi día a día, está muy bien eso del cariño. La portada del disco y el diseño de el librillo y del estuche fue obra de Javier Mariscal. De este disco podría destacar Veneno, la primera canción que escuché en directo de Kiko Veneno. “En cuartito los dos, veneno que tú tomaras, veneno tomaba yo”. Dime A, otra canción que encandila por su simplicidad y su arte, “dime A, dime ámame, dime B dime bésame”. Estaba lloviendo, esta la canto siempre, sobre todo cuando llueve. “Y estaba lloviendo, y yo me mojé, una vez que llueve, ¿me voy a esconder?”, “Yo cojo el camino me voy sin maleta las flores del campo no quieren maceta”. Está muy bien eso del cariño es una canción bonita la mires como la mires, sólo con escucharla se te quita el mal humor. Viento de poniente, otra cancioncilla que tarareo a menudo, “Viento de poniente dobla los juncos por la ribera traigo los pies ardiendo dame un soplito ponte a mi vera”. La casa cuartel que creo que me comentó Grager en su día, es una de mis preferidas, cuenta la historia de..bueno, mejor no lo cuento, que sino me enrrollaré mucho. Y por el último la canción con la que cierra el disco se la dedicó a Rubén Blades, El lince Ramón. “ Allá va el lince Ramón, y le hace el corazón, bip bip, bop bop”.

Con Punta Paloma las relaciones con su casa discográfica iban de mal en peor. Los directivos obviaron su disco, lo menos preciaron. Para un artista que su propia casa discográfica desprecie su trabajo debe ser muy duro. Este disco tiene perlas como Te como a besos, pegadiza y rumbera como todos sus grandes éxitos, o Currito ta ta ta, un tema dedicado a su hijo Curro, una nana de lo más tierna. Malos pelos es otro tema del que gusta seguir la letra, Kiko sigue en su línea, fiel así mismo. El resto de temas mantienen la calidad de los anteriores discos de Kiko, pero hay una canción que me gusta en especial de este disco, que parece casi mística, Te llevo dentro. La canción gana mucho gracias a la fantástica guitarra flamenca de Raúl Rodríguez (el hijo de Martirio). También decir que para la ocasión colaboraron para el disco gente como Martirio, Santiago Segura, Vicente Amigo, Tomatito y Raimundo Amador.


Kiko caracterizado de Frankestein para la Bola de Cristal


La familia pollo es su último disco de estudio hasta la fecha. Lo grabó rodeado de sus amigos, de su gente, en su casa de Sevilla. Negrilla, Esperanza II y Tengo el corazón de tinta son tres de mis canciones preferidas de este disco. Aunque el disco es bueno no consigue superar a discos como Échate un cantecito o Está muy bien eso del cariño. Pero que venga otro listo y haga un disco así, ¡si es que sabe!.

Después de La familia pollo salió un recopilatorio donde finiquitaba donde su relación con RCA-BGM Ariola con un título que curiosamente lo dice todo del disco y del momento, Un ratito de gloria. Ahora Kiko anda con proyectos junto a Pepe Bejines (no me pises que llevo chanclas), producir a la joven Cathy Claret y demás historias. También está preparando su nuevo disco que por lo visto lo venderá íntegramente por internet. En su página cuenta la evolución del disco, de la evolución de las canciones y las melodías. Es interesante leer lo que se cuenta, sin duda tiene todavía muchas ganas de contar lo que pasa a su alrededor y lo que siente, algo así como una necesidad vital que le empuja a seguir haciendo canciones, para luego compartirlas con nosotros. Tal vez Kiko Veneno siga como dice en una de sus canciones, “Enamorao de la vida, aunque a veces duela”.



pd.Gracias a la página de Kiko por haber podido echar mano de su página para gran parte de la documentación del post. A mi mamá por odiar a Kiko Veneno por su forma de cantar, gracias a eso, como buen hijo hice precisamente lo contrario, adorarlo. Gracias también al patrón del internete que me ayudó a navegar por los mundos venenosos. A mi vecina del quinto, la de versión en carne y hueso de La muchachita de Kiko Veneno, por la inspiración. Gracias sol, gracias luna, gracias, gracias, gracias..

El lector de etiquetas

Los que me conocen habrán podido comprobar que tengo una extraña manía por leer las etiquetas. Leo desde las etiquetas de los botellines de cerveza, hasta las de las botellas de agua mineral. Es algo que hago inconscientemente mientras estoy con alguien tomándome algo. Hay espacios de tiempo, pequeños espacios de tiempo donde guardamos silencio, es entonces cuando se me ocurre leer la etiqueta de lo que tengo enfrente, mientras el otro se dedica a mirar las musarañas, encender un cigarrillo o a comprobar si su cupón de la once ha sido premiado.

Leo las letras grandes, las medianas y hasta las pequeñas. Leo la denominación de origen de los vinos, la localidad de la fábrica de la Coca-cola, el manantial de donde se saca las aguas minerales de una botella de agua...leo esos mini textos como si buscara un mensaje revelador, algo así como un mensaje oculto donde los extraterrestres anunciaran al mundo que están entre nosotros. Los que presencian mi extraña manía se preguntaran en que estaré pensando mientras leo y releo esos textos insustanciales. Pienso mil y una cosas, pienso en si nos tomaremos una cerveza más antes de irnos, en lo largas que se van haciendo las tardes, en mi irremediable vida hipotecada, en si mi amig@ debe estar pensando qué debo pensar de él/ella. Pienso también que a veces pienso demasiado y que a la vez no pienso nada las cosas. Pienso en que soy demasiado confiado con cierta gente y a la vez demasiado desconfiado con quien no se merece mi desconfianza. Pienso también en que Schweppes tiene sólo dos vocales frente a siete consonantes.

Las chicas son guerreras


4 non blondes

Hace poco volví a escuchar el What´s up de los 4 non blondes, ese grupo que tenía por vocalista a la que podría ser perfectamente la madre de Beth. Linda Perry, la vocalista del grupo tenía una forma curiosa de cantar, casi como se le fuera la vida en ello. Más peculiar era su forma de vestir con unos calzones de boxeador un sombrero de copa y una gafas de piloto, estrafalaria total. ¿Pero qué más da?, ¿qué más da como vistiera?, ha pasado una década y la canción se conserva bien, mucho mejor que otras canciones de su época. 4 non blondes fue otro de los grupos que grabaron un solo disco, Bigger, better, faster, more. Después de eso separaron. Ahora Linda Perry le hace canciones a Pink. Pink de jovenzuela no paraba de cantar las canciones de 4 non blones, adoraba a Linda. Un día encontró por casualidad en la agenda de una maquilladora el teléfono de Linda. Tenía tantas ganas de conocerla que llegó hasta a amenazarla por teléfono diciéndole que si no la podía ver iba acosarla todo el tiempo. Y ante tal amenaza, La Perry aceptó. Y ahora por lo visto son amiguísimas, de las de toda la vida vaya.



Y digo yo, así haciendo memoria me doy cuenta de que hay pocas cantantes de rock, al menos que sean conocidas mundialmente. Pero haberlas haylas. Curioseando por la gran autopista del internete di con un reportaje donde hablaban precisamente de cantantes que han alcanzado cierta repercusión en el mundo mundialoso. De entre las que mencionan me quedo con Alanis Morrissette, toda una triunfadora en un mundo de hombres, su estilo entra bien para los oídos, sus letras (dicen) son duras cuando tienen que serlo y dulces cuando tocan ser dulces. Otra cantante, o cantanta, como diría mi amigo Pablete, es Sheryl piernas bonitas Crow. ¿Crow?, ¿cuervo?, de cuervo nada, más bien curvas, y que curvas oiga, y que piernas..(echádle un vistazo a la afoto que le ponen en el reportaje, pa comérsela). Pero bueno, dejando las carnes para otro momento y centrándonos en lo musical, Sheryl Crow es una de las veteranas en este mundillo, su estilo es un country rock, a veces tirando a pop, pero lo suyo es el rock. Le hizo los coros en su día a gente como Eric Clapton, George Harrison, Rod Stewart o hasta al mismísimo Michael Jackson. Tiene en su haber un puñado de buenas canciones, una de mis favoritas es If it makes you happy. En el artículo hablan también sobre Jewel, Meredith Brooks y más cantantes pero me quedo con todo un torbellino del rock, Tracy Bonham. Dios mío de mi vida, pero que caña le mete a las canciones, que pasada de tía. Tengo desde hace años un single donde incluyen tres canciones suyas, una de estudio y dos en vivo. Os recomiendo encarecidamente que escuchéis mother mother, os flipará. Si os gusta y queréis escuchar más temas suyos podéis bajaros 50ft Queenie, (no apto para cardíacos), o Navy Bean, un tema que me recuerda mucho a Nirvana. ¿Qué os gusta mucho mucho?, pues bajaros el disco entero de The Burdens of Being Upright y tendréis Tracy para rato.

Aquí os dejo un extracto de "mother mother". Se escucha fatal pero así podéis haceros una idea de cómo suena.



Hablando de Tracys, otra Tracy que siempre me ha gustado es Tracy Chapman, otra pedazo de artista que con su guitarra y su buen hacer hace unas canciones que llegan a todo el mundo, sin extravagancias ni posturitas. Lo suyo es el folk y el country, y punto. Hace la tira de tiempo que nos escucho canciones suyas, a ver si curioseo un poco en su discografía. Chrissie Hynde la líder del grupo The pretenders también es otra mujer que se ha ganado respeto de la crítica y del público. The Pretenders es básicamente Chrissie Hynde, el resto de integrantes del grupo originario se fueron muriendo uno a uno por culpa de las drogas. Don´t get me wrong es uno de sus temas más conocidos, pero tiene tantas canciones buenas...

Alannah Myles es otra cantante que se fue apagando poco a poco con el paso del tiempo, pero tiene un tema que seguro que conocéis, Black velvet. Creo que este tema sale en todos los recopilatorios de los ochenta, es todo un clásico y sigue siendo una gozada escucharla. Casi se me olvidaba mencionar a Janis Joplin, cantó rock y blues como nadie. Lo de Janis Joplin no era cantar, era desgarrar cachos de ella en cada actuación, es como lo que le pasa a Antonio Vega, siempre con los sentimientos a flor de piel.

Pero aquí también tenemos a gente como Aurora Beltrán y sus Tahúres Zurdos. Aurora es sin duda una de las que se pueden decir que son rockeras, que hacen rock, que viven y piensan entorno al rock. Recientemente los Tahúres sacaron un recopilatorio de sus mejores canciones catándolas en directo. No sé como no ha caído todavía ese disco en mis manos, ¡y su dvd!. Luz Casal es otra de las rockeras, pero venidas a menos desde que canta canciones lentas. Hago memoria y no encuentro a ninguna mujer en España que tenga tanta relevancia (en cuanto al rock se refiere) como las que he mencionado antes. Luego, volviendo al producto anglosajón), están aprendices de estrella para la MTV como Avril Lavigne que no hace mucho se atrevió a versionar (horriblemente por cierto) el Basket case de los siempre estimulantes Green Day.

Creo que me he enrollado más de la cuenta. Seguro que me dejo alguna que mereciera la pena mencionarla, pero ahora mismo no se me ocurre ninguna más. Lo dejo ya por hoy. Ahora mismo me pillo el Nimrod de estos punks melódicos y me pongo el Hitchin´a ride a toda leche, para luego ponerme el Good Riddance (time of your life), bonita donde las haya.

Saludos melómanos.

Deportes y demudanzas



Es curioso ver como los deportes pasan a ser protagonistas de nuestras vidas, vidas paralelas en nuestro día a día. En eso son expertos los americanos. Me imagino a un yanki intentando explicarle a otro cosas tan metafísicas como la vida y el amor..

Porque Larry, en esta vida tienes que correr más que nadie para conseguir un touchdown. No puedes ir por la vida haciendo tiros libres, tienes que machacar tus objetivos, hacer triples antes las adversidades...

Aquí para dar un consejo sería más bien así..

Déjate de ostias Manolo, la defensa es floja, tú eres habilidoso, no lo pienses más, ¡chuta, remata y gol!.

Pero el deporte que sin duda más llevan en el corazón los americanos es el béisbol. Por alguna extraña razón en todas las películas americanas siempre sale la escena del niño/ña que le toca batear. Toda película americana que se precie tiene que tener la misma escenita de siempre, ese acto casi religioso en su país donde un bateador, un bate, un pitcher y la pelota son los protagonistas del universo.
El bateador suele ser un niño, (o no tan niño) marcado por su mala suerte. El pitcher sin embargo suele ser el antagonista de la película, el ser más odioso para el bateador, el que lo tiene todo a sus pies, ese ganador que va de sobrado por la vida. Unos cuantos metros más allá están los compañeros del bateador, con las cabezas gachas, pensando que sólo un milagro podría cambiar el rumbo del partido. Más a maracuyá se encuentra el público, padres, madres, tíos, tías, perros, perras, el vendedor de helados, el de hierbas psicotrópicas...todos tienen la vista puesta en el bateador, que curiosamente rima con perdedor, y con follador...pero bueno, eso es una incongruencia. Allí están todos, soportando un Lorenzo de la ostia esperando a que el pitcher acabe ya con tanta historia. El entrenador le dedica una mirada de aprobación a su bateador y levanta su dedo pulgar para demostrarle su confianza. La madre del bateador no para de mirar el culo del chulo de turno que va tras ella, ese que siempre se hace amigo del niño para luego pasar a mayores con la apetecible madre (imagínense a Michel Pfeiffer, ¡miau!). En eso que el pitcher lanza consiguiendo dejar petrificado al bateador por la potencia de su disparo. El bateador sabe que se juega mucho en este partido, se juega los donetes de todo un curso, la posibilidad de que le haga caso la niña pija de la clase, de que le concedan una beca en la universidad de Massachusetts, de que por una vez el perdedor deje de perder siempre y el ganador deje de ganar siempre, están en juego tantas cosas...

El segundo lanzamiento del pitcher es mortal, lo recoge el coach haciéndole unas gañotas cómplices al pitcher (para mi que aquí hay rollito). El bateador no puede perder más oportunidades, es la gloria o la muerte, es el todo o nada. Es entonces cuando Letizia mira con sed de venganza a los ojos a Jaime Peñafiel, el pitcher. En aquel preciso momento no sabe si batear o apalear directamente a sus detractores con el bate. Es entonces cuando apuntando con el bate en el cielo se acuerda de Scarlett O'Hara, poniendo a dios por testigo que nunca volvería a pasar hambre. Peñafiel lanza, Leti cierra los ojos, aprieta los dientes y batea. ¡Strike!. Batea tan fuerte que dos catchers del equipo contrario se dan de morros intentando seguir la pelota, Letizia corre hacía las bases, corre sin parar dejando atrás el campo, el partido, y sus donetes. Fue en busca de su pelota, aquella que cayó en el Palacio de la Zarzuela. Hizo sin duda el mejor partido de su vida.

¡Que grande eres Ike!

Con motivo de su cumpleaños, Ike ha invitado a decenas de bloggers a su fiesta de cumpleaños, y cuando digo que ha invitado es que los ha invitado, ¡a todos!. Se ha pegado una currada de dibujos donde salimos todos en su fiesta, bebiendo, riendo, charlando, fumando...algunas caricaturas como las de Grager de pirata o Guasabi, Lemon, el amigo Alfrego con una birra, la pretiguel..joder, están muy currados los dibujos, llenos de detalles. ¡Está hecho todo un artista!. ¡Felicidades Ike!, ¡y que cumplas muchos más!.


Y va el tío y me dibuja de guay por la vida con un disco en la mano!, jajaja..

El Glam, la versión desenfadada del rock



Marc Bolan, el glamour personificado.

El primer video clip que recuerdo haber visto fue el I want to break free de los Queen. Joder, caigo en la cuenta de que hace justamente veinte años de esto (depresión modo active on), como pasa el tiempo. Fue en el 84, supongo que en el programa musical de la época (no recuerdo el nombre), pero si recuerdo a Freddie travestido de pies a cabeza, paseándose con una aspiradora y luciendo su inconfundible bigote, ¡que imagen más tremenda!. Recuerdo que Freddie subía y bajaba con una facilidad pasmosa el tono de su voz, hacía lo que quería, era el rey, (o la reina). Pero no, no era suficiente con que se travistiera él, convenció a sus compañeros para que se disfrazaran de mujer como él. John Deacon (bajo) interpretaba a una vieja cacatúa vestida de negro, Brian May (guitarrista) iba de maruja de estar por casa, con zapatucos de conejitos y todo y Roger Taylor (batería) iba de colegiala. ¡Menuda estampa!. Algo parecido hicieron los Ronaldos diez años después para la portada del Idiota, salieron travestidos de mujer con la gracia de poder verles luego en la contraportada exáctamente igual, pero sin pelucas, maquillajes y demás.

Pero volviendo al tema de Queen, la canción me pareció genial, era pegadiza, incitaba a cantar a pleno pulmón. Años más tarde me enteré que I want to break free se convirtió en todo un himno a la liberación gay. Aunque bueno, en este caso quién compuso esta canción fue John Deacon, el bajista, precisamente el más recatado del grupo.

Queen fue uno de los primeros grupos en hacer glam rock, el rock divertido como he leído por ahí. Consiste en disfrazarse con ropas llamativas, leotardos ajustados, lentejuelas, cualquier cosa llamativa para convertirse en una súper estrella fashion total, donde juegan a la ambigüedad a la vez que tocan un rock hilarante donde combinan el rock con la lírica, lleno de falsetes y virtuosos solos de guitarra. Otros grupos conocidos que se apuntaron al glam fueron gente como Marc Bolan con su T- Rex, Roxy music, los payasitos malos de los Kiss o el rey del glam, David Bowie. Ahora pululan por ahí grupos como The Darkness, un grupo británico que recupera parte del rock clásico de siempre con grandes dosis de glam. Aquí os dejo un enlace donde hablan un poco de ellos y podéis ver un video en directo del grupo, no suenan nada mal, pedazo falsetes oiga. En españa siempre tiene que haber una imitación mala de cualquier invento anglosajón, por ahí andan los Circodelia, una copia descarada de los Rolling Stones jugando con el glam rock. Ahora que lo pienso, Mick Jagger también jugó mucho a la ambigüedad, lució mil y un leotardos, hizo posturitas y demás. Un tema glam total de los Stones es Miss you, pero que cool, que bajo, que coros más embriagadores.. pero que feos y que grandes son. Vamos que me voy a poner ahora mismo algo de los Rolling, que me apetece. Cuidensemelé.

Wiiiiild, wiiiiild hooooorseeeeees....

Quién coño es Dr Hofmann?



Eso es lo que querría saber yo y seguro que mucha más gente.

Leí en el dominical de esta semana pasada un artículo dedicado al arte callejero donde hablaban de la obra de un tío que se hace llamar Dr Hofmann. Guarda su verdadera identidad por razones obvias, se dedica pintar en diversas ciudades como Madrid, Barcelona, Salamanca,Lanzarote, Bilbao, León, Vitoria, Lisboa..¡hasta en Tanzania!. plantillas de ídolos del cine, artistas como Camarón de la isla, figuras como el Che.. visité su página web y me sorprendió lo originales y curradas que están algunas de las pintadas, me gusta mucho una del Padrino, la de Robert De Niro en Taxi Driver.. la de Jimi Hendrix, Bruce Lee, y por favor, la del Che travestido en el cantante de los Kiss, que original.

Ehcarle un vistazo a su página, ya veréis que cuirosos son los dibujos.

Jara

El sábado fuimos a la perrera municipal en busca de un perro. En mi caso quería ir más que nada por saber en que estado se encontraban los perros en una perrera municipal. Hace unos años, se emitieron en todos los informativos del país unas imágenes captadas con una cámara oculta en la perrera municipal de Mataró. Las imágenes eran durísimas, muy crueles. Pero por lo visto han cambiado mucho las cosas desde entonces, han debido cambiar al personal, o a gran parte de él. El personal que me he encontrado me pareció de lo más competente, sobre todo el chico que nos atendió, le encantaban los perros.

Llegamos de buena mañana a la perrera, llamamos a la puerta, y al rato se asomó la cabeza un joven por el portón. Cuando se enteró que queríamos adoptar un perro, nos dejó entrar sin apenas abrir el gran portón. Detrás de él se amontonaban un montón de perros de todos los tipos y tamaños. Un diminuto perro se me quedó mirando fijamente, me miraba a los ojos. Lucía un gracioso jersey de lana y el muy perro me derretía con esa mirada, tuve que retirarle la mirada o el jodío se habría a salir con la suya. Mirando el patio, rodeados de  jaulas para los perros, tuve la extraña y odiosa sensación de ser un romano a lo Peter Ustinov en busca de una buena compra.

Comenzó la vuelta al ruedo, la galería de las penas y las esperanzas. No paraban de ladrar, teníamos que hablarnos a gritos para entendernos. La verdad es que la mayoría eran más bien chuchillos, chuchillos de todos los tamaños y razas. Había un husky muy curioso, tenía un ojo de cada color, uno azul claro y otro marrón, luego había un chihuahua, un cachorro de pastor alemán...todos esos perros estaban dentro de sus celdas, todos menos unos pocos privilegiados que podían pasear por el patio a sus anchas. Uno de ellos era Frida, un bonito husky siberiano de pelo blanco y ojos claros, clarísimos. La perra se dejaba acariciar, parecía muy tranquila. Otro que me sorprendió fue un pitbull. El perro se me tiraba encima poniéndome sus pezuñas en los pantalones, pegándome cabezazos con ese pedazo de cabezón que tienen los pitbulls. Al perro sólo le faltaba habla, pedía a gritos que le hiciéramos caso, que le diéramos mimos, se tiraba por el suelo boca arriba para que le hiciéramos carantoñas. Estaba realmente necesitado de cariño. Me lo puso muy difícil éste también. Lo único que pude hacer fue juguetear un poco con él. Seguimos el paseo por las celdas y vimos a un perro enorme sentado, mirando al cuidador y a nosotros. El Chaval le llamó por su nombre con energía intentando subirle el ánimo, el perro ni se inmutaba, nos miraba con la mirada perdida como si fuera consciente ya de que no seríamos nosotros los que le sacaríamos de allí. Otro que me partió el corazón. Cuando acabamos de ver todos los perros decidimos quedarnos con Frida, la perra que andaba suelta por el patio por no habernos avasallado como el pitbull, y también porque nos gustó. La perra tiene un año y medio, está esterilizada y desparasitada. En su cartilla pone que se llama Jara, el nuevo nombre con el que la hemos bautizado. Mientras concretábamos los detalles de la adopción me percaté que algo, supongo que un perro, golpeaba con fuerza unas puertas metálicas por la que no se podía ver nada. Seguramente sería El Steve McQueen (La gran evasión) de la perrera , el Alec Guiness (El puente sobre el río Kwai) en versión perruna, el irreductible.

La perra se ha acoplado a su nueva casa y sus nuevos dueños a la perfección, incluso se lleva bien con Freddy, parece como si nos conocieramos de toda la vida. ¡Tenemos Jara para rato!.

La prisa mata



Desde que tuve aquel incidente en el ascensor de mi bloque que he llegado a esa conclusión. La prisa mata.

Salí de buena mañana acompañado de mi caraja, mi caraja y yo, yo y mi caraja, siempre unidos en unión y comparsa. Piqué al ascensor, vino a mi, abrió sus puertas y me quedé mirando el espejo del fondo del susodicho. Me quedé por uno instante en el limbo, pensando en mis cosas, como porqué superman llevaba siempre los calzones por fuera, o porque hay veces que lo llaman amor cuando quieren decir sexo.. en eso que la puerta mecánica del ascensor se me cierra golpeándome a traición pillándome por los hombros, consiguiendo que me golpee la cabeza contra la puerta. Eso ya fue la gota que colmó el vaso. Después de forcejear con mi traicionero contrincante le asesté un golpe que me dolió más a mi que a él, le insulté, le increpé, pero nada, el usaba el afilado puñal de la indiferencia, no dijo ni pío.

Estos accidentes con el ascensor no ocurrían antes. Antes teníamos unos ascensores donde hasta que tú no cerrabas la puerta el ascensor no se ponía en marcha, tú tenías el poder, tú controlabas la situación. Ahora me cuentan más de un vecino que al entrar en el ascensor con sus perros han sufrido ataques parecidos al mío. Al ser pequeños los perros el detector no detecta la presencia del bicho de cuatro patas, les pilla la cola y lo que no es la cola haciéndoles chillar de dolor y espanto. Algunos vecinos dicen que lo que más temen de esto de las puertas mecánicas es que ellos queden dentro, los perros fuera y la correa entre medio para convertirse en la soga de la muerte que ahorcan a su fiel canino.

Y es lo que digo yo, que sólo faltaba que ahora las máquinas nos avasallaran, nos metieran prisa para todo, como si no tuviéramos suficiente con nuestros jefes, y demás especimenes. Ya lo estoy viendo, dentro de poco las máquinas cumplirán la profecía del argumento de Terminator, su poder de decisión aumentará en nuestras vidas, se rebelarán, nos someterán a sus designios, crearán un sindicatos... Pronto podremos ver como se arrejuntan para
procrear entre ellas, como los coches y los trenes de lavado intercambiarán fluidos (pero de una manera más lasciva que ahora), como el video y el televisor gozarán por quedar empalmados por más de un euroconector, como el hombre se unirá a la orgía introduciendo cosas en el vídeo, haciendo así un menage a trua, (¿se le podría llamar a esto maquinofilia?). El ser humano sometido a la máquina, ¡que horror!.

No hace mucho, comiendo en uno de los muchos bares que le toca a un servidor comer, me encontré con un caso de avasallamiento propio de las máquinas. La señora que nos atendía era una señora mayor que de tan eficiente que era, se pasaba. A veces estando ya en los postres dejaba la tarrina de helado o lo que fuera en la mesa para tomarme un descanso, para pensar en mis cosas, para respirar un poco, para lo que sea vaya...pues no venía la tía y se llevaba la tarrina sin que me la hubiera acabado!. Y es que no era sólo la tarrina, o los platos, hacía lo mismo con el agua, ¡zas!, pillaba la botella de agua antes de levantarnos de la mesa, ¡hasta el vino!. El día que se me llevó el vino salté y le grité, ¡pero deje el vino en la mesa señora!. Todos los allí presentes mi miraron extrañados. Joder, que sólo faltaba que cogiera la escoba y nos barriera a todos para fuera. Me apuesto lo que queráis a que la tía era una máquina disfrazada de señora mete prisas, al más puro estilo Terminator.

¡Las máquinas se están apoderando de nuestra vida!, ¡que lo sepáis!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Memoria sentimental



Jimi Hendrix todo poderoso sabe de sobras que adoro el rock, del diabólico poder de seducción que ejercer sobre mí. Pero como uno es de mente ancha, (o al menos se intenta) escucho también otro tipo de música, como la copla.

Estos días se escucha en la radio a todas horas un pegadizo tema donde una chica dice “no me llames Dolores, llámame lola”, el tema se llama “Lola” y es de un joven grupo llamado Pastora. El caso es que eso de no me llames Dolores llámame Lola me sonaba a una copla, pero no sabía ubicarla exactamente. Al cabo de unos días me puse uno de los últimos discos de Carlos Cano, Memoria Sentimental, un nuevo homenaje a la copla. Carlos Cano versiona las coplas de toda la vida dotándolas de gran elegancia y en algunos temas de gran frescura. Antonio Vargas Heredia, Ay, pena, penita, María de la O, Ojos verdes... y entre otras canciones incluye No te llames Dolores de León, López y Quiroga, el tema en el que seguramente se hayan inspirado los Pastora para componer "Lola".

Este es un catálogo de emociones, una selección de coplas que sobrevivieron al tiempo, escondidas en el alma del pueblo, cantadas en la mesa de camilla, en la cocina y en los balcones del atardecer. Es un homenaje al sufrimiento y a la soledad de tantos años vencidos. Es la memoria sentimental de España, la copla, que calma la pena y alivia la tristeza, que viaja por el corazón a la velocidad de la luz y que tiene la vigencia de la vida.

Carlos Cano - Marzo de 1999.
Prólogo de Memoria Sentimental.



En la página de Carlos Cano varias personalidades (la mayoría escritores) le dedican unas líneas al cantautor granadino. De todas ellas me quedo con la dedicatoria de José Saramago. Siempre tuvo muy presente la copla a modo de reencuentro, del puente entre el pasado y el presente que ofrece la copla. Hasta se atrevió a cantar una coplilla en spanglish, “ Very well fandango, beautiful fandango, fandango y fandango, fandango y olé”, graciosísimo. La murga de los currelantes es otro tema por el que el gran público lo conoce, una canción muy festiva, como toda murga que se precie.

Hablando de murgas, para murgas y coplas las de Emilio el Moro. ¿Que no sabes quién es Emilio el Moro?. Este señor se dio a conocer en el mundo del artisteo a finales de los años cuarenta cantando coplas en Melilla, su ciudad natal. Tenía talento para el cante, pero no era lo suficientemente bueno como para competir con los cantaores de la época como Manolo Caracol, Juanito Valderrama, Pepe Marchena...fue entonces cuando empezó a parodiar las coplas de los otros artistas cambiando sutilmente parte de las letras de las canciones consiguiendo así una copla desternillante a la par que surrealista, una canción que todos reconocían por la melodía pero que había cambiado completamente la historia. Su discografía es extensísima, parodió cientos de canciones de las cuales nunca pudo cobrar un duro por ellas, nunca le dejaron firmar como letrista. Los enemigos, ese grupo que me lleva de cabeza por haber sido únicos en su especie, versionaron un tema de Emilio el moro que a su vez el mismo Emilio el Moro versionó en su día, “Romance de valentía”, está incluido en el Obras Escocidas de los Enemigos, tenéis que escucharla, pero que chulada de coplilla.

También os recomiendo que visitéis en la página de Emilio el Moro la sección de la hemeroteca, allí cuentan algunos periodistas la vida y obra del cantaor humorista y el origen de la copla que por lo visto se remonta a finales de los años veinte y que siempre se la identificó con el franquismo, cuando la copla no tenía nada que ver con la política, ni mucho menos.

Lejos de Granada y del mundo de la copla, Ringo Starr, el simpático de los Beatles, hizo algo parecido a lo que hizo Carlos Cano. A principios de los setenta, después de la aventura Beatle sacó un disco llamado Sentimental Journey, un disco donde rememoraba las canciones que escuchó en su niñez allá por los años cuarenta. Era un disco que hacía tiempo que tenía ganas de hacer, donde canta canciones clásicas de los años cuarenta, canciones populares y algo de country. El resultado de toda aquella historia fue un disco sincero, como el de Carlos Cano, y digno, muy digno.

¡Bravo por Ringo, bravo por Carlos!

Sueño erótico de una noche de verano

3:05 am

hummmmm...grrr..mmmmm..grrrrr...groaorrr...soy tu león, soy tu leónnn...

Clases magistrales con Joan Capri



Yo no sé en otros lugares, pero salir de lo que es Barcelona y alrededores, salir en definitiva del gran núcleo urbano de Barcelona un viernes por la tarde es sin duda una dura prueba para los conductores impacientes. Recuerdo uno de los monólogos de Joan Capri donde contaba como podía salir de Barcelona sin gastarse un duro en gasolina. Decía que sólo tenías que poner el coche en punto muerto, con el motor apagado, y esperar a que la marabunta de coches te fuesen dando golpecitos en el parachoques, pudiendo llegar por lo menos hasta Montgat,(un pueblo pegado a Badalona), y a partir de ahí, a correr hacía la costa brava.

Que digo yo que un día podría probar a hacer eso mismo, esperar a que los demás coches me fuesen empujando poco a poco, uno por aquí, otro por allí... y así hasta llegar al sur de Francia. Podríamos viajar por el todo mundo a base de empujuncitos, un día por tí y otro día por mí. Il peut pousser à moi pour satisfaire monsieur?, merci..grachie mile.. it can push to me please?, thank you boy..

No sé si fuera de Catalunya la gente conoce a Joan Capri. Antes de que se pusiera de moda lo de los monólogos, mucho antes de todo eso ya andaba este señor por los escenarios de Catalunya soltando sus monólogos, soliloquios diría yo. Hizo unas cuantas películas, hizo mucho teatro, grabó discos y cintas con sus monólogos.. a la gente le encantaba escucharlo. Hace unos años, con motivo de la desaparición del cómico más emblemático de Catalunya, montaron un homenaje a Capri donde colaboraron otros artistas del espectáculo y amigos, o podría decirse que eran todos amigos. Uno de ellos era Andreu Buenafuente, gran seguidor de la obra de Joan Capri, (a la vista está escuchando sus monólogos).



El del centro es Joan Capri, pero.. ¿sabéis quién es el jovencito de la izquierda?.

Ringo



Creo que no lo había comentado nunca lo de mi manía de ponerles nombres de estrellas del rock a mis mascotas. Tengo un perro que se llama Fredy como Fredy Mercury el líder de los Queen, también tuve un periquito que bauticé con el curioso nombre de Elvis, por Elvis Presley, pero ahí no queda la cosa, mi gato tampoco se escapó de que le pusiera un nombre de una estrella del rock, le puse Ringo por Ringo Starr, el simpático bateria de los Beatles. Ringo es un nombre ideal para un gato, es corto, gracioso, facil de pronunciar. Hace ya unos años tuve una gata llamada Remi, la jodía era la cosa más mala que te podías echar a la cara, arañaba los sillones, te arañaba a tí, rompía las figuritas, trepaba por las cortinas, un mal bicho. Cuando llegó Ringo a nuestras vidas lo recibí con cierto recelo, no quería volver a pasar lo que pasé con Remi. Pero no, Ringo es el gato más bueno que he visto en mi vida, se deja acariciar, no rompe nada, como mucho se sube a la mesa de la cocina a estirarse un rato, entra y sale de casa cuando quiere..es a fin de cuentas, uno más de la familia.

Me estoy acordando de la cantidad de películas (sobre todo americanas) tipo Algo pasa con Mary y demás donde muchos de los gags los protagonizan los gatos haciéndoles trastadas, gags tipo el Coyote y el Correcaminos. Ayer ocurrió un triste accidente, Ringo fue arrollado por las ruedas de un coche, de nuestro coche.Ahora mismo todos esos gags de las películas yankis no me hacen ni puta gracia. No me lo puedo creer, le había cogido cariño al bicho y de un día para otro ya no está. Que muerte más absurda.

In it (estamos en ello)



Estos días lluviosos los he pasado atrapado en una barca.


Esa es la conclusión a la que he llegado, he estado viviendo todos estos días en una vieja barca estancada en la arena. Me di cuenta de ello cuando revisando algunas grabaciones de mi videocámara, vi una toma que se me había pasado por alto hasta entonces. La imagen era la de un montón de barcas amarradas en el puerto de Castro Urdiales (Cantabria), bonito donde los haya, pero las barcas estaban rodeadas de fango, atrapadas por culpa de la marea baja. Fue entonces, viendo esas barcas atrapadas como me di cuenta que yo me hallaba en una de ellas, por mucho que quisiera salir de aquel atolladero sería inútil, simplemente tenía que esperar a que volviera a subir la marea, esperar a que el agua volviese llevarme hacía nuevos horizontes. Parábolas aparte, me estoy refiriendo a las ganas de escribir aquí, aquí o en cualquier lado, simplemente no me apetecía. Aquellas preguntas que se hacen gente como Hernán Casciari a menudo, me rondaron por la cabeza, ¿porqué escribo en un blog?, ¿escribo para mi?, ¿escribo para otros?, ¿escribo para mi y para los demás?. ¿Sirve para algo escribir en un blog?. Harto de tantas cavilaciones preferí no pensar más en ello y me dediqué a hacer lo que me pidiera el cuerpo. Hasta el día de hoy que me han vuelto las ganas por contarme algo por aquí, sin saber exactamente porque lo cuento, tiene melones la cosa.

Los días que he pasado en mi barca imaginaria los he pasado leyendo, escuchando música, saliendo por ahí, bostezando, desesperezándome, perdiendo kilos en tiempo record por falta de provisiones...estuve revisando los videos de la videocámara como dije antes ya que tenía que preparar la susodicha para filmar el día de la primer comunión de mi hermana. Fue este pasado domingo, fue toda una locura, casi treinta invitados atravesaron España de una punta a otra para asistir a otro fiestorro de estos donde corre el vino, el cava, los cubatas y lo que haga falta, oiga. La escena del domingo por la mañana de todos mis familiares subiendo la calle Gatassa para llegar a la iglesia fue todo un espectáculo, dando el cante con ese buen humor que caracteriza a los extremeños. Allí estaba yo, trajeado de cabo a rabo, móvil en mano para estar en contacto con el jefe del evento. El traje imponía tanto que hasta llegué a oír comentar a unas señoras chismes como este:


- Ese tiene pinta de guardaespaldas, ¿no ves que no suelta el teléfono en todo momento y está guiando a toda esta gente?.
- ¿Te imaginas que fuera un guardaespaldas del Príncipe y la Leti?, podría ser, como ahora hacen tantas salidas de incógnito...
- Ya podría ser ya, pues tiene su gracia, si se parece a uno de los de Estopa, y el que va a su lado más y todo, seguro que es otro guardaespaldas. Los Estopa son los guardaespaldas de la familia real, jajaja...
- Señoras, dejen de darle al bisté que las estoy oyendo desde aquí, que no se cortan un pelo joder..
- Jajajajaja..


Las cabronas se descojonaban de lo lindo, si es que ya no respetan a nadie, coño. Marujas aparte, estos días me he dado cuenta de que hay gente m-a-r-a-v-i-ll-o-s-a, como diría el papuchi. Gente buena, muy buena, tan buena que sientes apuro por no saber como corresponderles. El caso es que son esos pequeños detalles los que agradezco de corazón, aunque a veces no sepa como demostrarlo. El resto de días los he pasado descansando, descansando del blog, de los desfases, de la actualidad... por descansar he descansado hasta de mi.
Hoy sin hacerme demasiadas preguntas sobre porqué escribo o puedo dejar de escribir, resumo mi actual estado blogueril cambiando ligera y genéricamente el título del segundo disco de Supergrass (súper recomendables). In it for the Money (Estamos en ello por el dinero) lo titularon en un arranque de sinceridad. En mi caso dejo de lado lo del dinero para decir simplemente, In it, (estamos en ello).

Pues eso.

Crónica de una muerte anunciada



Viejo desesperado - En el umbral de la eternidad
Van Gogh

Esta mañana ha sucedido algo que llevaba años temiendo de que pasara, hasta que pasó. Recién salido de la ducha y todavía seguía medio adormilado, moviéndome torpemente. Cogí el peine para poner un poco de orden en mi cuero cabelludo y empecé a peinarme. Yo no sé lo que pasó que el peine se me escapó de las manos y voló de entre mis dedos por los aires, intenté cogerlo en el aire, el tiempo se relantizó, había perdido el control, la mente se paralizó, mis reflejos me estaban fallando, lo perdía, lo perdía...el primer impacto fue la premonición de lo irremediable, de lo que muchas veces había temido durante tantas mañanas lagañosas de mi vida. El peine fue a para al fondo de la taza del water.

¡¡NOOOOOOOO!!, ¿¿¿¡¡porqué!!???, ¡era joven!, ¡tenía proyectos para él!. Hinqué mis rodillas en el frío suelo y maldije mil y una veces mi torpeza, mi negligencia, mi mala suerte. Juré y perjuré por los churumbeles que todavía no tengo que este suceso no volvería a ocurrir en la vida, jamás de los jamases.

Josele Santiago en Concierto



21:30 Plaza universidad. (Barcelona)

Volví a retrasarme, era ya la tercera vuelta que daba a Plaza universidad, no encontraba ningún sitio donde poder parar el coche y llamar al zulú de mi hermano. Prueba superada, pude parar delante de un paso de cebra. Viene en mi busca mi hermano y me dice un rincón donde poder aparcar en mitad del barrio del Raval. Nos encontramos a mi cuñada y luego vamos en busca de Isa, y patatin y patatan, ya estamos camino de la Paloma. Entramos a la sala y vemos que aquello ya estaba bastante lleno, las mesas que están pegadas al escenario ya estaban ocupadas, decidimos subirnos a uno de los palcos, al lado de la tribuna de personalidades.

Al fin salieron Josele y su banda con un cuarto de hora de retraso. Empezó cantando el Con las manos vacías quedándole una interpretación entonada e impecable, Pablo Novoa pudo dar muestras ya del arte que tiene a la guitarra. Cantó Serrín, Cuatro días, el Ole papa, Borrico, Mi prima y sus pinceles (que gran canción), Tragón, Feliz big bang, Mierda de mago y Rompes mi canción, una gozada de canción donde la banda desparrama toda su genialidad. Pablo Novoa toca cojonudamente la guitarra eléctrica, Ricardo Moreno demuestra su soltura a la batería, iba de sobrado el tío, al igual que el teclista y el bajo. Josele los empezó a presentar uno a uno en mitad del concierto, tenía al público en el bolsillo, cualquier cosa que dijera nos hacía reír. Hasta mandó al carajo a uno que no paraba de decir que no encontraba su sitio para sentarse, uno que estaba en las primeras filas, le salió del alma al tío, juas juas. Lo que no esperaba de Josele es que tocara tantos temas de los enemigos, ¡y que temas!. Tocó con la acústica Paquito, (pedazo de canción), Desde el Jergón (más pedazo de canción aún), y hasta la ya mítica An-tonio, ¡con la banda y todo!, igual que La otra orilla (está al igual que muchas otras las canturreamos mi hermano y yo) , hasta tocó uno de mis blues preferidos, una oda a la masturbación, Que bien me lo paso, que pasada de canción, que monstruos en el escenario. También cantó un par de temas que no conocía, más de tranquis. Otra cosa que le noté es que entre canción y canción hizo comentó con esa forma ten peculiar de expresarse que tiene sobre lo que ocurrió en 11M. Contaba que no se podía estar melancólico todo el tiempo, que había que seguir amando y construyendo. También consiguió meterse al público en el bolsillo del todo cuando dijo que los catalanes fuimos los que nos dimos cuenta antes de lo que estaba sucediendo y tal y tal, muy reivindicativo lo vi, por lo que he leído por ahí vota a Izquierda Unida tal vez le venga de ahí tanta reivindicación.

Para el final del concierto nos acercamos a las primeras filas, tan cerca que podíamos ver de que color tenían las lentillas. Un tema que eché de menos fue la tremenda Sin perdón dormid, una canción perfecta para cantarla sólo con la guitarra acústica, pero no, para despedirse con la acústica prefirió tocar el (Tengo que hacer) los deberes, un tema que viene al caso para despedirse de una noche perfecta diciendo ese ¡ayayayayay, adiós!.

La sala no se llenó hasta los topes, pero los que estuvimos allí éramos verdaderos seguidores de la obra de Josele, cantamos muchas de sus canciones, sobre todo las de la época de los Enemigos. En definitiva fuimos pocos, pero muy bien avenidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cantautores para la libertad



En uno de estos ataques consumistas se me ocurrió comprarme un triple disco de canciones cantadas por cantautores, Cantautores para la libertad. A muchos los conozco y a otros muchos no, algún bodrio que otro también hay, todo hay que decirlo. Pero hay un par que si me gustaría señalar, la bellísima y a la vez trágica Te recuerdo, Amanda de Víctor Jara y una canción de un tal Adolfo Celdrán, un tipo que no conozco de nada que calificaron como “no radiable”, un tema que hasta no hace mucho no creo que dejasen que se radiara así como así. Esta es parte de la letra, es sencilla pero demoledora a la vez.

General tu tanque es poderoso, aplasta cien hombres y arrasa al final
General pero tiene un defecto, necesita un hombre que lo pueda guiar

General tu avión es muy potente vuela como tormenta y destruye la ciudad
General pero tiene un defecto, necesita un hombre que lo pueda pilotar

General, el hombre es muy útil, puede volar, puede matar
General pero tiene un defecto, puede pensar, puede pensar...


Podéis bajaros la canción aquí.

Señora Rutina

De buena mañana veo como el día va transcurriendo idénticamente al anterior. El del perro Peter ( su perro tiene más personalidad que él) ya está de vuelta con Peter, ya hicieron su salida matinal. Subiendo calle arriba vuelvo a ver a la chica de los andares peripuestos, dios mío de mi vida, si es que están tremendas...hoy va con retraso, debió dormirse entre las sábanas. Ya almorzando en el bar, después de dar los buenos días a los compañeros veo como van entrando los parroquianos uno a uno y por el mismo orden de cada día, siempre igual. Los yeseros ya hace rato que están hincando el diente en el bocata, el doble de Fernando León vuelve a pedir una de pinchos, joder, cualquier día le pido un autógrafo, es clavadito. El chaval del bar vuelve a acercarse a nuestra mesa frotándose las manos, igualito que su padre, el hombre que está en la cocina. Nos da los buenos días y vuelve a preguntarnos que queremos, como sino lo supiera ya. Pues lo mismo, siempre lo mismo.

Por la puerta entran Rogelio y Jordi, tan peinado uno y tan malos pelos el otro. Se acercan a la barra y se piden sus cafés. Al poco tiempo viene Toribio, siempre dos minutos más tarde que Rogelio y Jordi, se une a ellos. Oigo detrás mía una conversación entre madre e hija que me deja a cuadros. La niña le está diciendo a su madre que tiene las tetas caídas, que no son como las que salen por la tele. Los tiempos afortunadamente están cambiando. Mientras espero el cortado veo llegar a Miguel y su gorra, o su gorra y él, son como uña y carne, como el gordo y el flaco, inseparables. Hecha en la máquina la chatarra que tiene en el monedero y saca un Camel. Siempre igual, todos los días aparece justo después de que entre Toribio. Luego, después de Miguel, suelen entrar un señor y una chica de gafitas, la chica no para de hablar ni debajo del agua, el hombre le va siguiendo la corriente contestando con escuetamente. Y así transcurre el día sucediéndose las apariciones, las costumbres, todos los acontecimientos van sucediendo sin salir nunca del la línea casi imperceptible que es la rutina. No es ninguna tragedia de vida, hay momentos para de lo más entretenidos y agradables pero...

No me importaría que un día mientras almuerzo en el bar me secuestrase una chica a punta de ballesta y me hiciera conducir un coche robado para escapar de oh, que casualidad, de la señora rutina. Porque la rutina no puede ser señorita, tiene que ser señora. Pararíamos a comer en un mesón de las afueras de Toledo recomendándole a mi hambrienta secuestradora el rabo de toro. Si quieres romper el hielo con una chica recomiéndale que pruebe el rabo de toro, siempre dará pie a comentarios y a risillas, lo tengo comprobado. Después de comer bajaríamos más hacía el sur en busca del mar. Cenaríamos pescaítos fritos en la playa Punta umbría, luego visitaríamos el pueblo de Lepe para ver como congelan la imagen con los cubitos, dormiríamos, o no, trabajaríamos al día siguiente, o no, recogeríamos fresas, cecearíamos como los lugareños, y nos reiríamos, reiríamos mucho. Y así hasta que doña Rutina volviera a llamar a nuestra puerta. Y a correr.


Galería de carteles dedicados a Huelva

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres